Blogia
La Torre de Hercules

Mis obras

Un año mas...

Hoy a mi lado; como ayer y mañana; mi familia, mis amigos. Y una silla vacia, esperandote...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Hace hoy 18 años...

2012-05-14 19.03.03

Hace hoy 18 años que estabamos ahi, juntos, rodeados por la multitud. Yo cargaba con tu chaqueta. Tu hundias los pies en la tierra. Yo hubiera matado por ti, muerto por ti. Por ti, aquel dia, yo no hubiera fallado ese penalti.

Te fuiste. Me quede. Pasó el tiempo. Mejor asi.

Hoy fue solamente un dia mas, hasta que alguien me menciono que hoy, hace 18 años...

 

 

Postdata: Tu,si tu, no te hagas la despistada. Si al final suben y no te rompen el corazon al final y de la manera mas tonta, te regalo un cuento :-).

10 frases de una madre treintañera ( primeriza ).

1 ¿Hijos yo? Ni loca. Si solo son estorbos y gastos. Nada, nada, todos para ti, cielo.

2 Ay, cariño. Menos mal que tu tampoco quieres niños. Seremos tan felices tu y yo...

3 ¿Preñada yo? Es imposible, debe haber un error. Si tengo un diu y el esta vasectomizado. Doctor vuelva a hacerme el analisis...

4 .................................................................................................

5 ¿Abortar? ¿Como voy a abortar, animal?

6 Pues claro que no me gustan las Princesas Disney. Pero no querras decorar la habitacion de la nena con tus posters de anime, ¿no?

7 ¿Laura? ¿Eva? ¿Sabrina? ¿Que dices? no, claro que tu opinion NO  es importante en esto, cielo.

8 Toca, toca, ¿Notas las pataditas? Ay, chica, a ver cuando encuentras a un buen hombre y tienes un hijo, que te haces mayor y luego...

9 Te matare. Duele, duele. Nunca volveras a tocarme. Ya empujo, idiota, ya estoy respirando y empujando.

10 MIA. Carne de mi carne, fruto de mi vientre. Hija mia, tu y yo contra el mundo. Y tu sigue grabando y a lo mejor mañana te dejo cojer en brazos a Nicole Natalie.

Nota editorial. Se advierte a las enviadoras de amenazas y pauqetes bomba de que el autor ya ha sufrido un par de agresiones a manos de treinteañeras sin sentido del humor y con acceso a armas. Tal vez pronto salga de la UVI. Asi que las señoritas repartidas por Madrid, Belgica y la ria de Boiro no necesitan venir a matarlo... Un beso a todas, chicas.

Llevame al partido de futbol alguna vez...

Hay un hombre llorando.

Ella, su chica, su mujer, su hembra, su pareja, su esposa, su mitad, no esta.

Galatea ha dejado a Pigmalion.

Sentado a la mesa, con una botella de cerveza barata, ni siquiera negra, en una mano. En la otra mano, un marco con una foto de ella. Llora su ausencia, su abandono,su ida...

A su lado, en una cuna, una niña llora. Ignora todavia que su mama se ha ido...

Suspirando y sollozando, El dice solamente un nombre. Lo susurra. Lo dice. Lo piensa.

Con un chorro de voz que haria que Pedro Infante se quedase mudo, llora y empieza a cantar...

¿Por que, por que, los domingos por el futbol me abandonas...

 

En la cara no, que quedan marcas... ;-)

Salio de las flores...

Un dia, Dios llamó a uno de sus ángeles. Uno sonrosado, pequeñito, de alas blancas y azules.

"Tengo un regalo para un hombre bueno. Toma esta bola de luz entre tus manos. No debes abrirlas hasta que encuentres a la persona adecuada."

*****

El angel recorrió los cielos y los mares, voló sobre los bosques y las montañas, pero no encontraba a quien meceriera el regalo.

*****

Entonces, un dia, muchos años despues, el angel vió a una mamá y a un papá con un niño rubio, paseando felices. Y el angel sonrió.

*****

El angel se hizo pequeñito, muy pequeñito, y se metió dentro de la mamá por su nariz, como una mota de polvo.

*****

Nueve meses despues, la mamá tuvo una niña, con la misma cara del angel, y con las manitas cerradas. Al ver a su papá y a su hermanito al lado de su mamá, la niña sonrió y abrió sus manos.

*****

Y al abrirse las manos de la pequeña Antía, la felicidad envolvio a la familia.

*****

Y el angel dejó de ser un angel y se convirtió en una niña pequeña, con una familia que la quería y a la que quería.

*****

Y nadie en el Cielo supo nunca si entre sus manos Dios habia puesto un regalo, o si la felicidad estuvo siempre en la niña.

Resumiendo mis vacaciones.

* 2011-07-02 17.53.56

Por ahora bien, gracias :-).

Gracias.

Tal dia como hoy fue un dia triste, pues para darme la vida mi madre lloro. Espero haberte compensado en todos estos años.

Hojas.

P250709_15.35

Tres rosas.

P230409_13.12

Sumision.

Hoy, 23 de Abril, os dejo un cuentecito. Leedlo hasta el final antes de opinar sobre el. Dedicado a George Langelaan, escritor:

" Me gusta ser la posesion de mi Dueño. No rechazo mi destino. Naci sintiendo que mi deber, mi futuro, mi obligacion, era ser vendida o regalada a alguien como El.

No os mentire. aunque soy feliz y me siento realizada cuando me usa, cuando encuentra placer al tocarme o mirarme; a veces me pongo triste o celosa.

Celosa porque no soy la unica ni la preferida. Mi Dueño me comparte con otras, no me dedica su valioso tiempo al completo, no gasta todas sus miradas en mi, no soy la unica que le hace sonreir ni la unica que altera su pulso cuando me tiene a su lado, entre sus manos, al alcance de sus dedos. Pero entiendo que para El no soy mas que una cosa a la que ya ha concedido demasiados derechos.

Triste porque a veces me ofrece a sus amigos. Incluso a veces, a meros conocidos. Algunos me ignoran o rechazan. Es extraño pero eso hiere mi orgullo, me hace sentir inutil. Otros me miran con deseo mientras me alejan de mi Dueño. Tengo miedo esos dias. Pero lo que temo no es ser usada de cualquier manera, sin cuidado, por estos desconocidos; sino que algun dia alguno de ellos se quede conmigo y mi Dueño no me reclame a su lado.

Porque lo amo. El es mi razon de existir. Porque aunque solo soy una cosa para El, soy su cosa. Incluso cuando; algunas noches; cansado y borracho me lleva con el a la cama, a su cama, antes de quedarse dormido ignorandome, quizas tras haberme usado de forma breve e insatisfactoria. Alguna noche, dormido, me ha empujado y tirado al suelo. He permanecido ahi, sin moverme, tirada en el suelo, esperando a que despertara. Alguna mañana me ha pisado al levantarse. Pero lo amo. Y al ver como se da cuenta de mi presencia, lo amo; al notar como me mira, lo amo; al sentir como sus dedos vienen a por mi, lo amo.

Porque mi Dueño es bueno conmigo. y yo soy muy feliz de ser una de las novelas de su biblioteca personal."

Galicia el 25 de Julio de 2008.

Ela amao con loucura.
El la ama mas que a nada.

Ela ama á sua terra.
El ama a su tierra solo por detras de a ella.

Ela naceu entre montes, oindo a voz do rio.
El nacio entre dos playas y un puerto, entre redes.

Ela sabe recoller choupins no outono.
El sabe comprar champiñones en lata.

Ela fala catro idiomas sen problemas.
El habla las lenguas de Rosalia y se defiende en ingles.

Ela ama viaxar, coñecer, descobrer.
El la sigue por Europa, cuando ella le deja.

Ela sabe matar porcos, unha vez ó ano.
El cocina la carne y lava la ropa.

Ela baila e canta, e vai a concertos de heavi.
El escucha boleros de los que nunca aprende la letra.

Ela ten un lagarto na saia; e cando baila, o lagarto move o rabo.
El quiso ser el pirata cojo, con pata de palo, con cara de malo.

Ela vota a un partido.
El vota al opuesto.

Ela queria un gato.
El renuncio al perro. Y se compraron un acuario.

Ela é cabezota e maniatica.
El esta lleno de defectos.

Ela falalle en gallego.
El le habla en español.

Ela traballa en Bruselas.
El vive en Galicia.

Ela chamao tonto, sorrindo.
El le dice nombres terminados en -uda.

Ela quiso ser de Malpica, polo acento.
El deseo ser de Burela, para complacerla.

Ela é loira, é roxa, é de cabelo preto.
El encanece sin teñirse.

Ela é a suma de moitas.
El es la suma de muchos.

Ela se chama Ana, Maria, Uxia, Esther, Monique.
El se llama Juan, Jorge, Alberto, Paco, Luis, Manuel.

Eles son a Galicia do seculo XXI. Y su futuro es suyo.

 

Dedicada a los gallegos y gallegas ( hoy si distingo los generos, y no es por chcorradas pseudoigualitarias ) que quieren vivir su vida en paz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Bruselas, 17 de mayo.

Este cuento esta dedicado a una persona muy especial, aunque ella NO es la protagonista. Aunque podria dedicarse a muchas mas personas.

La mujer camina por la tranquila calle de la ciudad centroeuropea. Acaba de salir del Metro y camina sin prisas, con una baguette de pan aun caliente en su bolsa. Viste con falda y camiseta, con sandalias y un peinado nuevo, trés chic. Podria ser cualquier cosa, desde una estudiante Erasmus a una ejecutiva moderna que no necesita vestir traje chaqueta en la oficina. Es europea, pero podria ser de cualquier pais mediterraneo. De su bolso sobresalen un par de periodicos, uno en frances y otro en ingles. Es una mujer cosmopolita.

De pronto, escucha unos compases musicales. Se para en medio de la calle. Ella conoce esa musica, esa melodia. Pero es muy raro oirla aqui, en medio de la Vieja Europa. Y sin embargo... Se queda parada, en medio de la calle, escuchando a Astaroth...

Sin ela vivir non podo,
non podo vivir contenta,
que adonde queira que vaia,
cróbeme unha sombra espesa.

Ella conoce esa cancion. Ha leido el poema, ha escuchado la cancion, la ha cantado y recitado. Sabe que no es imposible oirla, pero es imposible que la este escuchando aqui y ahora. Sigue quieta y la musica continua, acercandose a ella, bajita, pero chillandole en el corazon.

Leváime, léváime, airiños,
como unha folliña seca,
que seca tamén me puxo
a callentura que queima.
¡Ai!, si non me levás pronto,
airiños da miña terra;
si non me levás, airiños,
quisáis xa non me conesan.

Siente algo raro en su corazon. En su alma. En sus ojos. Pero no, no va a llorar. ella es una mujer cosmopolita, moderna, de hoy en dia, vive mirando al futuro, sin los sentimentalismos del pasado. Se niega a llorar. No va a llorar ahora. No lloro cuando dejo atras a sus padres...

Levaime, levaime, airiños,
levaime a donde me esperan
unha nai que por min chora,
un pai que sin min n’alenta,

No. Se niega a llorar y sigue andando, mientras la musica la sigue en su caminar por esta tranquila y solitaria calle de ciudad centroeuropea. No llorara. Como no lloro cuando dejo atras a aquel muchacho...

un irmán por quen daría
a sangre das miñas venas,
e un amoriño a quen alma
e vida lle prometera.

No. Ha dicho que no y es que no. Se niega a llorar, aunque sus labios quieren tararear la letra, siguiendola. Ella es de aqui ahora. Es una mujer europea. Es una mujer sin patria, libre como el viento. Esta integrada en el corazon de la Union Europea, en esta cultura nueva y diferente. Forma parte de la nueva Europa, no tiene vinculos con nada ni nadie mas. Ella es de aqui ahora. Ella...

Si pronto non me levades,
¡ai!, morrerei de tristeza,
soia nunha terra estraña,
donde estraña me alomean,
donde todo canto miro
todo me dice: «¡Extranxeira!»

Ella es...Ella es...Ella es... Ella es gallega. Y al recordarlo, es su voz la que acompaña a la musica.

Non permitás que aquí morra,
airiños da miña terra,
que aínda penso que de morta
hei de sospirar por ela.

Su voz resuena en la vacia calle europea, llevando la voz de Rosalia, de Galicia, de los gallegos a esta tranquila ciudad, donde en cualquier esquina puede haber un gallego escondido. Y se da la vuelta, despacito, deseando y temiendo lo que sabe que va a ver. Mientras, sigue cantando, hablando, confesando, llorando, deseando...

inda dimpóis de mortiña,
airiños da miña terra,
heivos de berrar: “¡Airiños,
airiños, leváime a ela!"

Ahi esta El, el muy tonto, con un walkman en su mano, con la cancion sonando muy suave, casi sin voz, mientras la voz de su corazon de gallega oculta la voz del cantante. Lo mira, lo vuelve a mirar. El muy tonto no le dice nada, no le canta un alala, no la llama por su nombre especial, ese diminutivo que nadie mas usa, no abre sus brazos. Solo la mira mientras la cancion se acaba. Ella le sonrie:

- Tienes cara de aire gallego, ¿lo sabes?

Airiños, airiños aires,
airiños da miña terra;
airiños, airiños aires,
airiños, leváime a ela.

Flor robada.

coruña flores

¿Te acuerdad? Fue un dia, paseando por alli. Las flores cuidan este pequeño arbol, y pense que una, en tu pelo negro, seria hermosa. Un policia vigilada el edificio publico al que pertenece el jardin. Me acerque y le pedi permiso. Me miro. Te miro. Tuviste tu flor. Vivio una semana en un jarron improvisado en tu habitacion. Hoy pase por aqui de nuevo y vi las flores. Pense en ti. Donde estes y con quien, cuidate. Y se una flor.

Poesia por encargo.

Unos versos de amor serian palabras vacias,
repetidas porque si.
Dejame, en cambio, abrazarte
y compartir tu vida.

Tu nombre...Uno podria emborracharse con el en los labios.

S2010045

Pulpo de peluche, alguien que te achuche.
Para ti;
un verso, una pequeña poesia,
como te prometi.
Y que no leeras.

Ey, salgo en la portada de mi servidor de fotos. Ya soy un fotografo famoso :-).

Hoy mismo publique esta foto. Lo hice antes de irme a trabajar. Al llegar a casa, tenia un mail de mi servidor de fotos. Temiendo que fuera spam, lo lei cautelosamente. Y resulta que no, no era spam. Me comunicaban que una de mis fotos habia sido seleccionada para su portada. Yupi, viva, lalalaaa. Fama, dinero, admiradoras echandome petalos de rosa... Bueno, puede que tanto no, pero he de reconocer que algo de ilusion si me ha hecho, la verdad. Y sin nada mas que una pizca de sano orgullo, aqui teneis una captura de pantalla.

foto1

Quisiera dedicarsela a todos los que me han dado algun consejo de fotografia o sugerencia de algo que fotografiar.

Cuando un hombre va a morir...

Dicen que cuando un hombre va a morir toda su vida pasa ante sus ojos...

Dicen que en esos momentos se reflexiona sobre lo bueno y lo malo que se ha hecho. Dicen muchas cosas, pero todas son mentiras.

Cuando la muerte me encontro fue a bordo de un barco en algun lugar del Caribe, y lo unico que paso ante mis ojos fue la seguridad de que Diego Miguel de Lobios y Mariñas nunca veria otro amanecer. Estaba al final de una hilera de hombres, los cada vez menos supervivientes de la tripulacion del "Virgen Negra", y no me cupo la menor duda de que el baño que me esperaba terminaria con la triste vida del tercer hijo de mi padre.

No me quedaban fuerzas ni para una postrera maldicion. ¿Que podia maldecir? ¿A quien? ¿Mi mala suerte? ¿Mi inevitable destino? ¿A mi padre? ¿A los piratas? ¿A mi mismo? No serviria de nada, todo seria inutil. Asi que intente aceptar mi sino con un ultimo gesto de valentia. La sangre de mi padre me impulso a levantar la cabeza y a sonreir ante el juego de los piratas.

Nos hacian ir de uno en uno por la plancha, hasta quedar balanceandonos sobre las aguas. Nos preguntaban que sabiamos hacer, para lo que serviamos. Nos decian que nos les haciamos falta. Y nos echaban al mar cargados de cadenas.

- ¿Que sabes hacer?

- Soy marinero. De los mejores.

-Tenemos muchos como tu.

Chapuzon.

-¿Para que sirves?

-Para matar a cerdos como tu.

-Buena respuesta. Muy buena respuesta.

Chapuzon.

-Soy el mejor cocinero de los siete mares. ¡Os lo juro por Dios y la Santisima Trinidad!

Chapuzon.

-Soy timonel y piloto. Os sere muy util.

Chapuzon.

-Por favor, tened piedad. Hare lo que querais, lo que me digais. Solo tengo doce años. Por favor, por favor, por favor.

Chapuzon.

-Se donde hay un gran tesoro. Os dare la mitad si me soltais. Os lo dare todo. No me quedare con ndad. Es muy grande y es todo vuestro.

Chapuzon.

Chapuzon.

Chapuzon.

El viejo carpintero de quien todos se reian estaba delante de mi, pero se movio para tomar el puesto de otro hombre. Tuvo el valor de reirse y saltar antes de que un sable lo empujara. La tripulacion hizo avanzar al ultimo marinero y me encontre en la tabla, al lado del capitan, mirando mi muerte.

-¿Que sabes hacer, niñita?¿Para que sirves?

-Se contar historias.

-Todos sabemos. Con una jarra de ron y una bolsa de oro todos sabemos contar las viejas historias de los bucaneros.

-Mis historias son nuevas. Son historias unicas, que nadie ha oido antes y que hacen de cada hombre un heroe.

-¿De veras? Veamos si es cierto. Cuentanos una historia nueva, y si nos gusta a todos no tendras que darte el baño. ¿De acuerdo, muchachos?

Mientras los hombres mostraban su conformidad con su capitan, por mis venas volvio a correr la sangre de mis ancestros, aferrandose a la vida con toda la fuerza de un hidalgo español. Mire a los ojos del capitan; y los piratas, el barco, la plancha de madera, los gritos de los ya ahogados, mi propia muerte, todo dejo de existir mientras una historia nueva y que nadie habia escuchado antes surgia dentro de mi y hechizaba a quien la escuchaba. Escuchad bien, pues esta es la historia que cuenta un hombre que sabe que va a morir:

-Dicen que cuando un hombre va a morir toda su vida pasa ante sus ojos...

Este cuentecillo tiene nueve años. Dedicado a Oscar, que al leerlo, quiso jugar una campaña de rol basada en la pirateria caribeña...

Una ultima apuesta.

Este cuento fue escrito hace muchos años, dedicado a un amigo que entonces estaba soltero y sin descendencia. Hoy me ha dicho que espera un hijo con su mujer. Al final, el cuento puede ser publicado. Han pasado muchos años,pero aun lo conservaba dentro de una carpeta, esperando el momento idoneo. Al final vera la luz. Espero que te guste. Sed felices y dichosos.

Una ultima apuesta.

Roman Emptyl se estaba muriendo. En el pasillo del hospital su mujer miraba la puerta de su habitacion balanceandose adelante y atras, mientras sus manos parecian capaces de destrozar el asiento donde intentaba descansar un poco. Lo amaba tanto que no podia expresarlo. Estaba pensando en lo injusto de la vida y en el dolor que la devoraba cuando la puerta de la habitacion se abrio y Jack salio.

Alto, moreno, delgado, prematuramente envejecido, sereno y honrado a carta cabal; el mejor amigo de su esposo se le acerco y beso su frente. Ella lo miro a los ojos y vio en ellos una dureza y una determinacion que la calmaron. Dejo de llorar y se levanto para abrazarlo.

-No morira hoy. No si yo puedo hacer algo. Esperame aqui y si no vuelvo hazlo feliz.

Sin dejarla decir nada, Jack se marcho. Recorrio el pasillo a grandes zancadas, con la gabardina desabrochada ondeando tras el, como en las peliculas. Por un momento; por el rabillo del ojo; le parecio que iba vestido con una capa, calzado con botas altas y tocado con un sombrero acabado en unas plumas, con una espada colgando de su cinturon. Demasiadas noches sin dormir casi nada, seguramente. Parpadeo, seco sus lagrimas y lo busco con la mirada de una amiga, pero ya no estaba alli.

* * *

Su primera parada fue en el castillo De la Fére.Atraveso el condado por la noche, cabalgando como un espectro que pudiera ver en la oscuridad. Llego a la hora del desayuno, y debieron de verlo por las cristaleras del comedor porque los condes acudieron a recibirlo. Al verlos abrazados recordo a Roman y a su esposa; abrazados, unidos, felices, dignos de vivir juntos durante mas años. Su determinacion aumento al descabalgar.

-Jack, me alegra verte de nuevo. ¿Que noticias traes?

-Roman se esta muriendo. Necesita nuestra ayuda.

-Por supuesto. Dame unos minutos para armarme y voy contigo.

-Jack, ¿me permitirias ir con vosotros? Tambien yo quiero ayudar a Roman.

El conde y Jack la miraron y se miraron hablando sin palabras. Sin saber que decir. Aun sabiendo que ella podria ayudar, todavia tenian que recoger a los demas compañeros, y ella no se llevaba demasiado bien con todos ellos. El conde tomo la iniciativa.

-Anne, cariño. Tal vez no sea lo mas conveniente.

-¿Lo dices por tus camaradas? No me importa. Gracias a Jack y a Roman tenemos una oportunidad. Ellos y yo. Si no hubiera sido por ellos, aquella tarde en el convento con Constance, todo habria sido muy diferente. No podeis impedirle a alguien que se lo debe todo que le ayude. Ire.

-De acuerdo. Avisare a los demas. ¿Donde nos encontraremos?

-Donde siempre. La biblioteca estara abierta toda la noche. Ahora tengo que irme a por los demas. Gracias por todo.

-Deberiamos dartelas nosotros. Suerte en la busqueda. Nosotros no os fallaremos.

Jack monto a caballo y partio al galope mientras los condes entraban en el castillo; abrazados y juntos mientras el acariciaba a traves del vestido y del tiempo la marca que su esposa lucia en el hombro.

* * *

El malayo lo vio en cuanto la barca aparecio en el horizonte. Espero pacientemente a que se acercara y entonces desperto al hombre que dormitaba al sol. Este se desperezo, tomo unos tragos de agua fresca, arreglo sus vestiduras y enfoco al intruso con su catalejo.

-¿Un ingles?

-Nada mas opuesto. Nos mataria a todos si nos oyese llamarlo asi, amigo mio. Sigue vigilando, yo le dare la bienvenida a nuestro invitado.

Con calma, confiando en la lancha, Jack atraveso la bahia esquivando los arrecifes y los bancos de coral. Vio al hombre que le esperaba en la playa, vestido como un europeo a pesar del clima de Borneo. Llego al embarcadero, salto al muelle y abrazo al portugues.

-¿Todo bien, amigo mio?

- Me temo que no. Roman se muere.

- ¿Podemos ayudarte?

- Eso es lo que esperaba suplicaros.

-¿Suplicar? ¿Tu? ¿A nosotros? Bromeas, sin duda. Todo Mopracem esta a tus ordenes. ¿Cuantos hombres necesitas? ¿Cuantos juncos deseas?

Jack sonrie y dice solamente dos nombres. Una cabeza asiente y el vuelve a su barca, dispuesto a reclutar al ultimo miembro de su pequeño ejercito.

* * *

El tranquilo y pequeño pueblo castellano ve llegar al jinete sin temor ni miedo.Sin dudas, llega hasta una casa de dos pisos en el limite de la aldea. Alli el jinete descabalga y llama a una puerta. Unas palabras son dichas y , con algo de temor, se le flanquea el paso. El jinete entra en el patio interior, donde un anciano lee un libro a la sombra de una galeria. Se le acerca y, respetuosamente, pregunta:

-¿Don Alonso?

-Si, ¿quien pregunta por mi?

-Os necesito para una ultima aventura, Don Alonso.

El anciano sonrie y niega con la cabeza.

-No. Sin duda Vos buscais a quien no soy yo. Vos necesitais a Don Quijote.

El recien llegado sonrie y niega a su vez con la cabeza.

-No, Don Alonso. Es a vos a quien busco. Al lector, al que entiende, al que anhela...

El anciano duda, piensa, mira al jinete, asiente, y ; entrando en la casa, sale de ella con una espada y una bacia de barbero.

-¿Una ultima salida, pues?

* * *

La Muerte cabalgaba rapida y veloz hacia el hospital, dispuesta a recoger el alma de Roman, cuando vio a un pequeño grupo de personas en su camino. Conociendo la tradicion y las leyes se detuvo y espero.

-¿Quien me desafia?

-Yo. En el nombre de mi amigo. En su nombre invoco el derecho a duelo. A un ultimo juego.

-¿Conoces la Ley? Todo o nada. Si ganas, el vivira. Si pierdes, ambos morireis.

-Conozco la Ley. Aun asi, te desafio a un ultimo juego, segun la tradicion y el honor.

-¿Por que? ¿Por un amigo?

El hombre sonrie, se saca el sombrero, la gabardina, la capa, quedando solo con la espada en la mano y sonriendo, solo dice:

-Un amigo, un esposo, un futuro padre... ¿Que mas da? ¿Luchamos por el?

-Asi sea. ¿Has tenido buenos maestros en el arte de la esgrima?

-Los mejores que he podido encontrar. ¿Luchamos, pues? ¿En guardia?

Dos asentimientos de cabeza y la guadaña y la espada se cruzan.

Feliz cumpleaños.

Cuatro de Febrero.
Trece petalos rosados.
Adornan
la corona de una flor,
que su jardinera
adora.
Feliz cumpleaños.

Poesia sobre ti sin ti.

Mi amor; sin ti,
no vivo una vida.
Vivo dias sueltos, uno tras otro.
Dejo una casa
donde no estas tu.
Y vuelvo a un piso
donde no me esperas.

Sin ti,
me sumerjo en agua caliente,
en mi baño,
con esencias y espuma.
Miro el armario de la pared,
con cuchillas de afeitar,
after-saves,
colonias,
una figurita de un delfin saltando.

De pronto, entra una mujer de pelo verde,
mi musa; se me presenta;
besa mis labios
y me inspira este poema.

Sin ti,
a mi lado,
te deseo lo mejor.

Duerme,
descansa,
sueña cosas bonitas.

Recuerdame,
si asi lo quieres.

O sueñame,
esperandome...

Que nadie me busque dobles sentidos. Pero oye, me parece que me ha salido bordada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres