Blogia
La Torre de Hercules

Entrevista al presidente del Instituto Torre de Hercules.

Leo en La Opinion:

" Como en todas las cosas, la victoria es de todos y la derrota sólo de unos pocos; el presidente del Instituto Torre de Hércules, Segundo Pardo-Ciórraga, vive ahora el oportunismo de los que se apuntan el tanto de haber llevado hasta la categoría de patrimonio de la humanidad al faro coruñés. Dice que no le hacen falta reconocimientos, ni a él ni al fundador del instituto, Vázquez Iglesias, pero reivindica el lugar de ambos en el triunfo y pide que los que no tendieron la mano al principio no pongan ahora la cara

A. R. | A CORUÑA "Nunca una administración local ni autonómica ha puesto un duro para esto". El presidente del Instituto Torre está contento, pero sólo en lo que a la suerte del faro de la humanidad se refiere. Le molesta profundamente que nadie se acuerde de que la entidad que preside, no sólo inició un proyecto durante mucho tiempo incomprendido y al que le cerraron muchas puertas en las narices, sino que elaboró un completo expediente que fue "fundamental" para la obtención del título y que fue alabado por los países que tomaron la decisión en Sevilla, el pasado 27 de junio. "Creo que se ha subido mucha gente al carro", reprocha.

"Se está hurtando a la opinión pública lo que realmente pasó y quién realizó ese trabajo", critica Pardo-Ciórraga, quien afirma no buscar reconocimiento ni para él ni para el doctor Vázquez Iglesias, sino que se sea "mínimamente coherente con el trabajo realizado" y que no se oculte "la verdad de quién lo hizo y quién lo pagó". "A mí que venga Dios y que me explique qué trabajo es el que ha hecho la Administración", recalca el portavoz de la entidad. Segundo Pardo recuerda cómo, en muchas ocasiones, se sintieron "incomprendidos"; cómo la Administración autonómica guardó en un cajón en 2005 el expediente que había enviado; y cómo la ex ministra de Cultura Pilar del Castillo le envió una carta al alcalde Francisco Vázquez diciendo que las aspiraciones de la Torre eran del todo "inviables" e "imposibles".

"El alcalde de entonces pensó que no había nada que hacer", añade el presidente del Instituto Torre, que recuerda que la Xunta sólo amplió un expediente en el que participaron años antes y desinteresadamente muchos especialistas y que lo envió, como administración competente, ante la solicitud del ex ministro César Antonio Molina, "que se interesó por el asunto, al igual que el alcalde Javier Losada".

Reivindica las colaboraciones en el informe que sufragó el Instituto Torre. En la parte histórica, Jorge Gómez Iparraguirre con la supervisión de José María Bello y Alfredo Vigo Trasancos. Y en la parte técnica, el Colexio de Arquitectos de Galicia y el Colegio de Ingenieros de Caminos. "Y todas las fotografías del expediente, las que vieron en Sevilla, eran de José Luis Vázquez Iglesias", defiende Pardo.

El presidente de la entidad explica cómo, año y medio después de la fundación del Instituto Torre (noviembre de 2001), el trabajo estuvo paralizado por falta de dinero y que sólo contaron con la participación pecuniaria de Repsol YPF, Caixa Galicia y la Diputación. "Lo que no puede ser es que se agradezca a la Administración el buen trabajo realizado", insiste Pardo-Ciórraga, "no hay nada que agradecer a la Administración salvo los sellos y cuños y que ha enviado lo que tenía que enviar". "Ni Manito (Vázquez Iglesias) ni yo necesitamos reconocimientos", asegura desde el despacho del Instituto Torre. "El despacho está en mi casa, el Ayuntamiento no nos dio ni un ordenador ni un teléfono ni instalaciones...", destaca Pardo, quien recuerda que él ya pidió formalmente en el registro una calle para el cofundador del Instituto Torre. "La idea no es de nosequién ahora", sentenció.
"

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres