Blogia
La Torre de Hercules

¿Museo de bonsais en La Coruña?

Desde La Opinion:

" Antón Luaces.A Coruña

Más de doscientos bonsáis esperan ir a un lugar donde poder ser contemplados por el público. Su propietaria, Rosa Sanjulián, quiere cederlos para crear el primer museo de bonsáis de Galicia y que se conozca, a través de él, el arte milenario que popularizaron los chinos y japoneses. Galicia dispone de todo lo necesario para hacer realidad lo que en España sólo tienen localidades como Alcobendas, Marbella, Parla (todavía sin terminar) o el jardín botánico de Madrid: un museo de bonsáis.

Sería un paso definitivo para unificar, de una vez, las dos tendencias naturales de las que siempre hablan los amantes de este tipo de árbol-planta y determinar ese mundo aparte que, según Rosa Sanjulián, es el bonsái: jardinería y paisajismo a la vez.

Hace siete meses que falleció Carlos Barreiro, uno de los más grandes expertos en bonsáis en Galicia. En la finca que compartía con Rosa en Crendes (Abegondo) ha dejado magníficos ejemplares y bosques de bonsáis con más de treinta especies distintas: azaleas japónicas muy trabajadas, con madera quebradiza; distintas variedades de arces japoneses, tejos, caquis, membrilleros, pinos, juníperos, algarrobos, olivos, carballos, fresnos, granados, alecrines...

El clima de Galicia les permite una existencia plena gracias a una temperatura sin grandes oscilaciones (a pesar de los grandes calores del pasado verano, que obligaron a Rosa a aplicar los sistemas de riego varias veces al día).

La colección del tristemente desaparecido Carlos y su esposa se mantiene en Crendes, a donde acuden a diario muchas personas para admirarla. Allí hay árboles de 60, 40, 20 años..., reducidos a esa maravillosa y mínima expresión que sólo permite el arte, el trabajo constante, la atención permanente desde que el árbol cuenta con cinco o seis años de vida.

Son más de 200 bonsáis, con sus macetas y acabados, que Rosa quiere legar en memoria de Carlos Barreiro a una institución, como la Diputación o el Ayuntamiento, o a una fundación que dispongan de lo necesario para que ella misma, con la ayuda de becarios de la Facultad de Biología, pueda mantenerlos, atenderlos y mimarlos pacientemente en el espacio que esa institución determine. Por nada del mundo quiere perderlos, pues considera que pueden cumplir a la perfección una función estética y didáctica de la que se pueden beneficiar muchas personas, de ahí su pretendida cesión.

La Diputación podría ser la madrina de la idea y crear en su ámbito un museo de bonsáis como el creado por el jardín botánico de Madrid con los cedidos en su día por Felipe González. Los de Carlos y Rosa no desmerecen lo más mínimo de los del ex presidente del Gobierno español y para su cesión o donación sólo requiere Rosa un recinto adecuado, con garantías de seguridad: cerrado, con una parte bajo cubierta, y no muy extenso. Por ejemplo, un claustro. Abundan en la comarca y en la propia ciudad de A Coruña. Podría significar un punto más de atracción en la ciudad.

La primera vez que el público pudo ver de cerca un bonsái fue en la Exposición Universal de París en 1878. Posteriormente, en el año1909, en Londres. Pero el bonsái, según los entendidos, es muy anterior a esas fechas. Hay quien los data en la dinastía china Tsin, entre 221 y 206 antes de Cristo.

Pudieron nacer impelidos sus propietarios por la necesidad de disponer cerca de sus personas de aquello que precisaban: la farmacia, los medicamentos que extraían para heridas, fiebres, dolores o infecciones. Trasladaron a sus domicilios, merced a la técnica del bonsái, el bosque y sus árboles y plantas, conservando, aunque en una escala menor, sus esencias.

J. Carlos de la Concha se refiere a los bonsáis en un conocido trabajo en el que cita a un poeta funcionario chino, Gueng-Ming, para adjudicarle el cultivo de crisantemos en macetas entre 326 y 427 d.C. En grabados posteriores (unos 200 años más tarde), dice el autor del trabajo, se podían contemplar pequeñas macetas con pinos, cipreses, ciruelos, cañas de bambú, etcétera, árboles miniaturizados que reproducen a los que la naturaleza ofrece a la vista. "

Por cierto, segun el DRAE:

* bonsái.
(De or. jap.).
1. m. Planta ornamental sometida a una técnica de cultivo que impide su crecimiento mediante corte de raíces y poda de ramas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

arraitz -

Espero que la diputacion de A coruña aporte un sitio digno para esa colección.

Jordi -

Finalmente se ha abierto dicho museo?...
Algún consejo para un principiante con ganas de meterse en este pequeño gran mundo......!!!!
Gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres