Blogia
La Torre de Hercules

Entrevista sobre el glaucoma.

Desde La Opinion:

" María Ballesteros.A Coruña

-¿Qué es exactamente el glaucoma?

-No es una enfermedad, sino un grupo de enfermedades que se caracterizan porque existen un daño en el nervio óptico que se produce habitualmente a consecuencia de un aumento de la presión intraocular. Las células que forman ese nervio óptico sufren un proceso de muerte prematura.

-¿Qué incidencia tienen estas enfermedades en Galicia?

-El glaucoma es una causa de ceguera muy importante, es una de las causas principales. Aproximadamente la incidencia es del 2% de la población. El problema que hay es que en los países desarrollados se estima que, aproximadamente, el 50% de las personas con glaucoma no saben que lo tienen.

-¿Y en el resto de países?

-En países en vías de desarrollo, la proporción es mucho mayor. Aproximadamente, el 90% de los enfermos no está diagnosticado. El glaucoma tiene una evolución que, con una detección, un diagnóstico y un tratamiento precoces, el médico puede detener o hacer que sea mucho más lenta en la mayoría de los casos.

-Curar no se cura, ¿no?

-El glaucoma no es una enfermedad curable. No tiene cura, pero sí es posible detener la evolución o hacer que la progresión sea muchísimo más lenta y hacer que la persona no llegue a la ceguera o a un grado de incapacidad.

-¿Cómo están evolucionando estas dolencias?

-Son un grupo de enfermedades bastante estables, pero hasta hace unos años los tratamientos eran pequeños o poco eficaces. Hoy en día la eficacia de los tratamientos ha aumentado, lo que nos permite detener la enfermedad mucho mejor que antes.

-Si las consecuencias pueden llegar a ser tan graves, ¿cómo es que no se conoce más?

-Bueno, porque a lo mejor no realizamos los controles visuales adecuados. Nosotros debemos hacer un control visual, quizá el más importante en la vida, en los niños, entre 3 y 4 años. Luego en la adolescencia, al ir creciendo. Después deberíamos hacer, como mínimo, un control hacia los 40 años y, a partir de ahí, ir controlando cada dos o cuatro años, no sólo la presión intraocular, sino un examen ocular completo.

-¿Y más adelante?

-A partir de los 60 o 65 años, hacer controles como mínimo cada año o dos años. Si cumpliésemos esto, probablemente el conocimiento sería mayor.

-¿A qué edad se manifiesta?

-Hay una serie de factores de riesgo y uno de ellos es la edad. Generalmente es a partir de los 40 años y, sobre todo, a partir de los 60. Deberían vigilarse estrechamente desde esa edad; personas con antecedentes familiares de glaucoma; también pacientes de origen africano, una situación cada vez más frecuente en España...

-¿Por qué motivo?

-Es un factor racial, genéticamente heredado. El glaucoma tiene un componente genético que se está investigando. Es mucho más frecuente y mucho más grave en estos casos. Y también están en riesgo las personas con la presión intraocular alta. Ahí las revisiones deben ser, como mínimo, anuales y antes de los 40 años.

-Y cuando no se detecta precozmente, ¿qué síntomas tiene?

-El 90% de los glaucomas lo producen uno o dos, sobre todo uno que llamamos glaucoma primario de ángulo abierto y que tiene un origen desconocido. El problema es que en los estadíos iniciales no hay ningún síntoma, el paciente no nota nada.

-¿No?

-No, por eso es importante hacerse controles, porque el paciente no va a notar ningún síntoma. Sólo cuando la enfermedad está avanzada, el paciente empieza a notar que pierde campo visual, que le faltan trozos de visión. Primero trozos centrales y luego el campo visual se va estrechando progresivamente hasta desaparecer totalmente y aparecer la ceguera.

-¿Y cómo se trata?

-Hay tres tratamientos: el láser, la cirugía y las gotas, que es muy eficaz y es el más habitual. Normalmente los pacientes se ponen entre una y tres gotas diarias, no más. Es bastante cómodo. Pero tiene un problema.

-¿Cuál?

-Así como, por ejemplo, una persona con diabetes si deja de ponerse insulina se muere y el beneficio del tratamiento está claro, en el glaucoma esto no es así. Una persona se pone unas gotas y no nota ningún beneficio de forma inmediata, sino a largo plazo.

-La persona no lo ve.

-A veces ven inconvenientes o a veces los médicos no nos paramos o no tenemos bastante tiempo para explicarlo, otras veces por simple abandono, los pacientes dejan de ponerse el tratamiento. Y es muy importante que paciente y médico cooperen. "

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres