Blogia
La Torre de Hercules

De subvenciones municipales, conflictos idiomaticos y falsos expedientes.

Leo en La Opinion:

" MARCOS MOSQUERA. A CORUÑA. El Ayuntamiento acapara seis de cada diez quejas tramitadas por A Mesa pola Normalización Lingüística en la ciudad, las mismas que dan pie a la asociación cultural a abrir expedientes que el alcalde, Javier Losada, considera un "acoso" y una "coacción" a quien no emplea el gallego. De las 181 causas abiertas por A Mesa en
A Coruña en los últimos diez meses por vulneración de derechos lingüísticos de quienes hablan gallego, 109, el 60%, se dirigen contra la Administración local, que este año subvenciona con 12.000
euros a la asociación que la expedienta. El Partido Popular exigió al Gobierno local que anule esta colaboración económica "en tanto en cuanto A Mesa no cese la apertura de expedientes".
A Mesa ofreció ayer un balance de los primeros diez meses de funcionamiento en A Coruña de su campaña Liña do galego, con la que quiere velar por los derechos lingüísticos de los ciudadanos. Su presidente, Carlos Callón, se desplazó a la ciudad para presentar los datos y la concejala de Normalización Lingüística, Ermitas Valencia, que le acompañó en el acto, le ofreció el Palacio Municipal para rendir cuentas de cómo se gasta "el dinero del Ayuntamiento". A nadie escapa, sin embargo, que el balance llega después de que el alcalde, Javier Losada, y el Partido Popular censuraran la labor de A Mesa y, sobre todo, sus cartas a comerciantes en las que les advierte de que les abre expediente por no emplear el gallego.
Lejos de compartir las reprimendas del alcalde a la entidad, la concejala de Normalización Lingüística valoró los expedientes incoados por A Mesa al Ayuntamiento por constituir un "termómetro" sobre el gallego en la Administración local coruñesa. "La Liña do galego -indicó la edil nacionalista- nos ayuda a evaluar el uso de la lengua gallega en el Ayuntamiento, que pienso que estamos enmendando". Valencia avanzó que el Gobierno local volverá a subvencionar a A Mesa en 2009. "El alcalde tiene delegadas en mí las competencias en Normalización Lingüística", afirmó para resolver dudas al respecto.
Según los datos proporcionados por el presidente de A Mesa, al que la concejala presentó como "el compañero Carlos", las quejas ciudadanas contra el Ayuntamiento se deben a la exclusión del gallego o a la inclusión del topónimo La Coruña en comunicaciones, webs y campañas municipales. Las protestas, recibidas en el teléfono 902 106 474 o la dirección de correo linhadogalego@amesanl.org, alcanzan a departamentos coordinados por concejales del PSOE y también se dirigen contra áreas del BNG, entre las que Callón citó la de los museos.
Los expedientes, sin valor administrativo ni sancionador, abiertos al Ayuntamiento son casi seis veces más que los incoados a empresas privadas en A Coruña (19). Otros destinatarios de la acción de A Mesa son la enseñanza (28 expedientes), la Xunta (6) y el Estado (3). La relación la completan la sanidad (5), asociaciones y fundaciones (5), la Justicia (4) y la Cámara de Comercio (2). Además de las 181 quejas, A Mesa recibió nueve felicitaciones a empresas privadas "por dar pasos en favor del gallego" y 25 consultas.
El portavoz municipal del PP, Carlos Negreira, insistió ayer en sus críticas al proceder de A Mesa y reclamó al alcalde que ponga fin a la subvención municipal a esta entidad, que se otorgó "a dedo" y sin "convocatoria pública". "Es la gran hipocresía de Losada, que sale detrás del PP para atacar la actuación de A Mesa al darse cuenta del rechazo que genera, pero, por detrás, da a A Mesa diez veces más que a otras asociaciones que trabajan en el ámbito social". Negreira citó los 500 euros que da el Ayuntamiento a la Fundación Autismo Coruña este año y los mil con que ayuda a la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer.
"El PP esta a favor del fomento del gallego y de que cada persona se expresa en el idioma que quiera, no a favor de la imposición", afirmó Negreira, que censuró el lenguaje "paraoficial" que emplea A Mesa en la comunicación de sus expedientes, lo que, según indica, supone un intento de coacción a los destinatarios.
El presidente de A Mesa, que acusó a Negreira de "lanzar injurias" contra su agrupación, señaló que la entidad no variará sus comunicaciones porque "no entran en el campo semántico de la coacción o a la amenaza".
"

Cada dia lo tengo mas claro. Noruego, el futuro es aprender noruego e irme a un pais normal :-).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres