Blogia
La Torre de Hercules

¿Cuanto cuesta matar a una mujer en España? Menos que quemar dos cajeros.

Y no lo digo yo, sino dos periodicos y, se supone, el sistema judicial español. Si que sale barato quemar viva a una mujer. Os dejo las citas y mas abajo, los articulos concretos. Desde El Mundo:

Además, han sido condenados a indemnizar a La Caixa, propietaria del cajero, con 26.719 euros, y a la familia de Rosario Endrinal con 46.000 euros.

Y desde El Pais:

La madre y la hija de la víctima, María Rosario E.P, deberán además ser indemnizadas con 46.000 euros, mientras que La Caixa percibirá 26.179 euros por los daños provocados en sus instalaciones.

( Fijaos en las cifras de lo que recibira la Caixa. A alguien se le escapo el dedo :) )

Y los articulos completos:

Desde El Mundo:

La Audiencia de Barcelona condena a 17 años de prisión a los acusados del crimen del cajero

  • El juez dicta 16 años por asesinato con alevosía y uno más por los daños en el cajero
  • Deberán pagar 46.000 euros a la familia de la víctima y 26.719 a La Caixa
  • La Fiscalía pedía 28 años, mientras la defensa admitió que aceptaría entre dos y tres
  • La sentencia da la razón al menor, que declaró que fue Ricard quien tiró la colilla


Vídeo: Atlas

Actualizado martes 11/11/2008 12:08 (CET)
ImprimirEnviar noticiaDisminuye letraAumenta letra
EVA BELMONTE

BARCELONA.- La Audiencia de Barcelona ha condenado a 17 años de prisión a los dos acusados del crimen del cajero, que en 2005 acabó con la muerte de Rosario Endrinal. Ambos han sido acusados de un delito de asesinato con alevosía, por el que deberán pasar 16 años en prisión, más otro año por los daños producidos en el cajero. Además, han sido condenados a indemnizar a La Caixa, propietaria del cajero, con 26.719 euros, y a la familia de Rosario Endrinal con 46.000 euros. A la condena se le restarán los casi tres años que ambos han permanecido en prisión provisional.

La sentencia afirma que los tres atacantes "tenían un plan a ejecutar" y que, en modo alguno, se trató de una acción improvisada. Para alcanzar esta conclusión alega que los tres sabían que el bidón que vertieron estaba lleno de disolvente, debido a su peso, su olor y las etiquetas identificativas.

La resolución judicial añade que, además de conocer el carácter inflamable del líquido, Ricard y Oriol se proveyeron de cigarrillos encendidos -tras pedir fuego a un transeúnte- con el objetivo de prender fuego a la víctima, lo que también confirma la alevosía.

"Actuaron conscientes de la altísima probabilidad de la muerte de la Señora Endrinal y no obstante actuaron en consecuencia", afirma tajante la sentencia, que recuerda que el incendio mediante uso de acelerantes del fuego es un medio "esencialmente alevoso".

Con esta sentencia se acaba un largo proceso judicial que se inició con la detención de los tres jóvenes y la causa contra Juan José M. R., que era menor en el momento de los hechos y que fue condenado a ocho años de internamiento en régimen cerrado -la pena máxima prevista por la Ley del Menor.

Ricard y Oriol, durante el juicio. (Foto: Efe)
Ampliar foto

Ricard y Oriol, durante el juicio. (Foto: Efe)

Según fue evolucionando el juicio, las peticiones de la defensa se rebajaron. Mientras en un primer momento pedían la absolución, en la última jornada del juicio aceptaron penas mínimas de entre dos y tres años de prisión al admitir que el crimen constituyó un homicidio imprudente.

La Fiscalía, por su parte, mantuvo desde el primer momento su petición de 28 años de cárcel por un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento, y otro de daños. La sentencia rebaja la pena de la Fiscalía al descartar el ensañamiento, ya que considera que los acusados no tenían el objetivo de que la muerte fuera dolorosa.

Acusaciones cruzadas

Durante el juicio, tanto la defensa como los dos acusados han defendido la tesis de que las acciones que acabaron con la vida de Rosario Endrinal no fueron más que una travesura que se les fue de las manos. Además, Ricard P. B. y Oriol P. S. coincidieron en acusar al menor ya condenado de verter el bidón con disolvente en el interior del cajero. Además, afirmaron no tener ni idea de dónde salió la colilla que prendió fuego al disolvente.

La declaración de Juan José M. R., que tenía 16 años en el momento de los hechos, se oponía de frente a las de los dos mayores de edad. Según el joven ya condenado, él llevaba el bidón pero se le cayó, y fue Ricard quien tiró la colilla que prendió fuego al cajero. Ambas afirmaciones han sido confirmadas por la sentencia, que le da la razón.

Ambos son coautores del asesinato

La Audiencia de Barcelona no distingue, además, entre los dos acusados, aunque fuera Ricard quien ayudó a Juan José a entrar el bidón y quien, además, tiró la colilla encendida. La sentencia considera que, dado que Oriol conocía la intención de los otros dos jóvenes, se mantuvo a la entrada del cajero para evitar que la mendiga escapara o cerrara la puerta y era portador de otro cigarrillo, es coautor del asesinato. El juez apoya esta afirmación, además, en la actitud del acusado durante el crimen, que "permaneció en el interior del cajero sonriendo y riendo".

Los hechos sucedieron el 16 de diciembre de 2005, cuando presuntamente los tres jóvenes increparon, lanzaron varios objetos y quemaron a la indigente, que dormía en un cajero del barrio de Sant Gervasi. Rosario Endrinal murió 24 horas después a causa de las quemaduras de segundo y tercer grados que tenía en el 70% del cuerpo.

Y desde El Pais:

PERE RÍOS - Barcelona - 11/11/2008

Vota
Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 204 votos

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 17 años de cárcel a Oriol Plana y Ricard Pinilla, los dos jóvenes acusados de quemar a una indigente en un cajero de Barcelona. A Ambos se les ha sancionado con 16 años por asesinato con alevosía y uno más por daños dolosos por los desperfectos que ocasionaron en el cajero de La Caixa. El menor que acompañaba a los dos agresores está ya condenado a ocho años de internamiento. La sentencia indica que el fuego cuando se utiliza con acelerantes es "un medio esencialmente alevoso porque denota de manera inequívoca la intención de asegurar el delito".

De esta forma, se ha rechazado el agravante de ensañamiento que pedía la acusación, que elevaba la solicitud de pena a 25 años de prisión. La madre y la hija de la víctima, María Rosario E.P, deberán además ser indemnizadas con 46.000 euros, mientras que La Caixa percibirá 26.179 euros por los daños provocados en sus instalaciones.

Fuego y disolvente

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 16 de diciembre de 2005. Pinilla y Plana tenían entonces 18 años. Durante varias ocasiones entraron en el cajero de la entidad bancaria situado en la calle Gullem Tell de Barcelona, donde se encontraba la víctima a quien increparon repetidamente.

Posteriormente, volvieron al cajero acompañados por Juan José M., quien entonces tenía 16 años y que utilizó un bidón de 25 litros de disolvente para rociar a la indigente y un cigarrillo para prender fuego, lo que provocó una potente deflagración. La víctima falleció dos días después a causa de las quemaduras. El suceso fue grabado por una cámara de seguridad de La Caixa, lo que permitió que los tres jóvenes fueran detenidos sólo tres días después de los hechos.

Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia, ha asegurado que la sentencia de hoy es "un aviso contundente de la Justicia para todos los que desprecian la vida de los excluidos sociales". Ibarra ha mostrado su satisfacción y ha expresado que la condena "sigue la línea de otra sentencia de la Audiencia de Madrid que hace unos años impuso una pena similar a unos jóvenes que mataron también a un indigente".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres