Blogia
La Torre de Hercules

La SGAE no puede cobrar por la musica en las fiestas

Copio y pego desde La Voz de Galicia:

" La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) acaba de recibir su primer varapalo judicial en la batalla por cobrar un canon a las fiestas populares que se celebran en Galicia. El juzgado de Primera Instancia número 4 de Vigo ha rechazado la demanda del colectivo de autores contra la comisión que organiza las fiestas de Liñares, que se celebran en la parroquia de San Miguel de Oia desde hace dos siglos.

La sentencia desmonta las tesis de la Sociedad de Autores, y concluye que los vecinos que participan en la comisión de festejos no deben responder en ningún caso con su propio patrimonio a la reclamación económica. La jueza alude a las peculiaridades de los grupos de vecinos que organizan estos festejos para justificar que no sean tratadas como cualquier sociedad anónima, ya que carecen del elemental ánimo de lucro.

Y no sólo eso. El tribunal considera probado que la SGAE ya ingresa los derechos de autor a través de las orquestas, por lo que censura que la entidad pretenda cobrar también a las comisiones de fiestas por el mismo concepto. «Se estaría abonando dos veces por un mismo acto, algo equiparable a la doble imposición en materia fiscal», recoge el fallo.

Satisfacción vecinal

La sentencia llevó ayer la satisfacción a las principales comisiones de fiestas de Vigo, que en primavera habían anunciado su intención de cancelar todas las celebraciones en el caso de que la SGAE ganase el juicio. El propio presidente de la agrupación que coordina a las principales comisiones de festejos, Gabino Goberna, había llegado a calificar el canon de la Sociedad de Autores de «abusivo». «Pasamos el año trabajando, mendigando por las puertas para sacar para pagar a las orquestas y resulta que se lo quiere quedar la SGAE, cuando nosotros no sacamos ni un duro», explicaba Goberna, partidario de negarse taxativamente a abonar el 7% del presupuesto de las fiestas que reclama sistemáticamente la Sociedad General de Autores.

Y, de hecho, la insumisión a la SGAE es lo que parece que se avecina, toda vez que la mayoría de las fiestas populares de la ciudad y gran parte de las de Galicia estaban pendientes de la sentencia para tomar una decisión con respecto al canon. «Éste es el primer paso, pero hay muchas agrupaciones que ya están amenazadas judicialmente y que consiguieron retrasar los procesos a la espera de lo que pudiera pasar con nuestro caso», confirmaba ayer José Porto, presidente de la comisión de Liñares que le ha ganado por primera vez en Galicia un juicio a la Sociedad de Autores.

Otras agrupaciones decidieron plegarse a la presión de los autores y pagar un canon que, en el caso de las jaranas más importantes, puede ascender a más de 7.000 euros. Estas cifras hacían que las comisiones considerasen inasumible un canon que descabalgaba totalmente los presupuestos, elaborados con donaciones de vecinos y subvenciones públicas. "

¿Empezaremos a ver como la Ley desmonta las teorias de estos señores? Que hasta ahora, solamente ellos han opinado y no ha habido sentencias judiciales. Todo sea dicho muuuuy respetuosamente, que luego me denuncian por atentar contra el honor de las personas ( no sabia yo que las sociedades eran personas, pero... ). Por cierto, esto ultimo viene a cuento de esto ( via La Opinion ):

" La demanda de protección del derecho al honor presentada por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) contra el concejal de Turismo, Xuventude y Deportes del Ayuntamiento de Oleiros, Antón Tenreiro, solicita que se le condene al pago de 12.000 euros más sus intereses legales en concepto de indemnización a la sociedad.

Reclama asimismo la publicación a su costa de la sentencia en los mismos medios de comunicación utilizados para llevar a cabo dicha intromisión ilegítima, los diarios LA OPINIÓN A CO-RUÑA, El Ideal Gallego, y la página web de este diario, laopinioncoruna.com, y el pago de las costas del procedimiento.

La demanda se refiere a las declaraciones publicadas en este diario en las que Tenreiro acusaba a la SGAE de "extorsión", "coacción y persecución" y de ejercer "actividades mafiosas".

Antón Tenreiro acudió ayer al juzgado de paz de Oleiros a recoger la demanda e indicó que retira sus acusaciones porque nunca quiso faltar al honor de los representados por la SGAE pero afirma que seguirá realizando actos de solidaridad como el que dio origen a la denuncia.

Las declaraciones de Tenreiro se produjeron cuando la Sociedad General de Autores requirió el pago del canon correspondiente a un concierto organizado por el ayuntamiento en solidaridad con varios sindicalistas en huelga de hambre.

Tenreiro indicó que retira las acusaciones, "realizadas en lenguaje coloquial" porque "nunca estuvo en su ánimo" faltar al honor de la SGAE ni de sus representados. El concejal puntualizó, sin embargo, que las concejalías que preside seguirán organizando actos y conciertos de solidaridad como el referido o el realizado el pasado día 8 de apoyo a Palestina en el que, subrayó, tampoco cobró nadie.

El concejal criticó la existencia de un canon por las cintas y los discos vírgenes o el cobro de derechos "abusivos" a las comisiones de fiestas y reivindicó la creación de una entidad gallega para la gestión de los derechos de autor en Galicia. También se inició una campaña de apoyo a estas reivindicaciones y el Ayuntamiento organizará en febrero unas jornadas sobre los derechos de autor y la propiedad intelectual a las que invitará a la SGAE. "

Curiosamente, si la SGAE me acusa ( en generico ) de ser un pirata, un hurtador y un ladron, ademas de presuponer mi culpabilidad, yo como individuo no tengo derecho a mantener mi honor. Cosas veredes, amigo Sancho...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

creditos -

Contra el canon de la SGAE
LOLA RODRÍGUEZ
SEVILLA
Un bufete de abogados con 300 demandas civiles en el juzgado de lo Mercantil, tiene que pagar a la Sociedad General de Autores 0,28 euros por cada juicio que graba, como compensación por el derecho a la copia privada aunque se trate de la grabación de un acto público. Dicho así suena a broma de mal gusto. Pero que se lo digan a Joaquín Moeckel: «haciendo un cálculo rápido, estamos pagando 130 euros a la SGAE por la grabación de un acto público».
Desde su entrada en vigor a principios del 2008, la nueva Ley de Protección Intelectual recoge en su artículo 25, el abono del polémico canon digital. Una tasa que, en el caso del CD, grava su precio casi en un 50 por ciento.
El abogado sevillano Joaquín Moeckel ha presentado una demanda ante el juzgado de lo Mercantil número 1 para que reconozcan su derecho a no pagar un canon que, en su caso, considera «injusto», ya que no emplea los discos para realizar copias de registros privados sino para dejar constancia de actos públicos, en concreto juicios civiles. Se trata sólo de una reclamación de 2,8 euros cobrados por ley por el comercio en el que adquirió un paquete de 10 CD pero el asunto es mucho más trascendente. Moeckel va más allá y augura que no deben pagar este gravamen los hospitales públicos que usan los soportes digitales para grabar operaciones o cualquier otro tipo de profesionales que tengan que realizar grabaciones públicas».
La demanda de Moeckel cuenta con precedentes en Madrid, Canarias y en la Audiencia Provincial de Málaga. En el caso insular, la sentencia obligó a un comercio a devolver 0,88 céntimos de euro por la compra de cuatro Cds por parte de un abogado. En Sevilla, Moeckel quiere que el juez reconozca que el canon auspiciado por la SGAE para contrarrestar los ingresos que deja de percibir por las copias privadas de trabajos musicales y películas, no es aplicable a su caso, ya que su bufete emplea los discos compactos para grabar los juicios civiles, de carácter público. «Imponen el canon por copia privada para todo el que compra un cd sin saber para qué los va a utilizar cada uno». El letrado insta «a todos los profesionales del Derecho de España a que pidan su factura desglosada con el importe del canon y que denuncien» al mismo tiempo que se pregunta «por qué la SGAE no impone un canon a los folios, ¿no les importa que copie a mano una canción o una novela?. Le están poniendo un canon al progreso, y pronto, además de los CDs, también habrá que pagar por los discos duros, las impresoras, los equipos telemáticos...».
Moeckel demuestra que su actividad no contraviene la Ley de Protección Intelectual «por eso demando a la empresa que me ha vendido el material con el objetivo de que me devuelvan el dinero». El abogado muestra una factura por la compra de diez cd, en la que al precio de cada unidad, 0,45 céntimos de euro, se añaden 0,28 de canon. El precio sin canon es de 4,50 euros y el canon supone un incremento de 2,80 euros. Con lo que el importe final, una vez añadido 1,17 euros del IVA, asciende a 8,47 euros. «Podrían acusarme de contribuir al colapso del juzgado de lo Mercantil por unos céntimos de euro, pero en verdad son los de la SGAE los que perjudican obligando a pagar el canon a quien no tiene por qué hacerlo. Es injusto que me cobren el canon digital porque yo no voy a copiar nada». Por tanto, «es necesario crear la conciencia general de que no podemos presumir de culpabilidad, ni de cual será el destino de las cosas, porque en España la presunción es de inocencia».

Carlos Menéndez
http://www.creditomagazine.es
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres