Blogia
La Torre de Hercules

Sobre la escuela infantil de Monte Alto.

No me gusta poner noticias que no sean culturales, en un contexto muy amplio, pero dejo esta aqui, dedicada a mi emigrante canario. Desde La Opinion:

" Una ex directiva de la asociación y la directora calificaron las cuentas de "turbias".

L. Rouco.A Coruña

El presidente de la asociación de vecinos de Monte Alto, Lois López Concheiro, negó ayer las acusaciones de una antigua trabajadora de la escuela infantil Luis Seoane que había denunciado supuestas irregularidades contables en el centro. El máximo responsable de esta agrupación, que se encarga de gestionar la guardería, se enfrentó ayer a su ex empleada en el juicio por el despido que se celebró en el Juzgado de lo Social número 2 de A Coruña.

La joven despedida, que estaba contratada como cocinera aunque, durante un tiempo, se encargó de la administración, aseguró que la asociación la despidió como represalia después de que denunciase, primero ante la directiva de la agrupación, y después ante el Ayuntamiento, la existencia de importantes irregularidades en las cuentas de la guardería. Su testimonio lo avalaron la directora del centro y una ex directiva de la asociación de vecinos que se encargaba de llevar directamente la guardería y que dimitió porque, según sus palabras, no compartía el modo en el que la asociación gestionaba el centro.

Los responsables de la asociación afirmaron, sin embargo, que le rescindieron el contrato a esta trabajadora porque estaba sustituyendo a otra persona a la que, finalmente, le dieron la invalidez y porque había otra trabajadora de más antigüedad que quería su puesto. El presidente de la agrupación vecinal aseguró, además, que él nunca supo que esta empleada había denunciado la existencia de irregularidades contables.

Tanto la chica despedida como la directora de la guardería y la ex directiva de la asociación explicaron que había varios años de retraso en la presentación de balances ante el Ayuntamiento, que se habían detectado cantidades de dinero entregadas por los padres para actividades que nunca habían pasado por caja además de algunos gastos sin justificar.

El presidente de la asociación, Lois López Concheiro, defendió, sin embargo, la claridad de las cuentas de la asociación y explicó que, después del despido de la trabajadora, habían encargado a una empresa externa la administración y se habían sometido a una auditoría. El responsable de la agrupación explicó que sólo faltaban unos papeles que, a día de hoy, ya habían sido aportados.

Tanto la trabajadora como la directora y la ex directiva de la asociación confirmaron, además, que el presidente conocía las denuncias de las empleadas y que sabía que algunas personas de la plantilla habían mantenido diferentes reuniones con el Ayuntamiento para tratar este tema.

El presidente de la asociación aseguró, sin embargo, que él nunca tuvo conocimiento de estos problemas mientras que su abogada destacó que, en ningún acta de ninguna reunión de la asociación, había referencias a este problema. La letrada también afirmó que la directiva de la asociación no tuvo por qué saber que la trabajadora había denunciado nada porque nunca presentó nada por escrito.

El abogado de la joven pidió la readmisión de la despedida y la declaración del despido como nulo. Los representantes de la asociación se negaron, sin embargo, a esta pretensión y aseguraron, durante el juicio, que sólo aceptaban declarar como improcedente la rescisión del contrato. "

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres