Blogia
La Torre de Hercules

El Mercado de la Estrella, alla por Barcelona.

Lo que sigue es la descripcion de un mercado de Barcelona. Es un texto publicado bajo licencia copyleft, aunque al parecer la Editorial Planeta no se ha enterado. Para saber la historia entera, seguid el enlace o leed un poco mas abajo el texto original ( en castellano ):

El Mercat de l'Estrella del barri de Gràcia té moltes parades: carnisseria, llegums, peix, fruites i verdures.

L'ambient és de treball i ple de gom a gom de gent que va i ve a comprar a les diferents parades. Hi ha una cafeteria per si algú vol prendre alguna cosa.

El mercat té dos pisos. Algunes parades estan obertes i altres tancades. Hi ha botigues de plats preparats i congelats i d'altres de pastes i dolços.

Laura Cuchí

Traduzco:

El Mercado de la Estrella del barrio de Gràcia tiene muchas paradas: carnicería, legumbres, pescados, frutas y verduras.

El ambiente es de trabajo y lleno de gente que va y viene comprando en las distintas paradas. Hay una cafetería, por si a alguien le apetece tomar algo.

El mercado tiene dos pisos. Algunas paradas están abiertas y otras cerradas. Hay tiendas de platos precocinados y congelados y otras de pastas y golosinas.

Laura Cuchí

Y para los que no querais leer la historia en otra pagina, aqui os dejo el texto entero de Javier Cuchi:

" Bien puede decirse aquello de que en casa del herrero cuchara de palo.

Hace unos meses, mi hija pequeña -10 años- me vino con que iban a hacer un libro en el colegio. Bueno, tras el pertinente interrogatorio deduje -y posteriormente supe- que el colegio participaba en un programa educativo de editorial Planeta (o del grupo Planeta, o de la fundación Planeta, o cualquiera que sea la parte del invento de Lara, larita) consistente en que entre todos los niños describían, en frases o breves párrafos, diversos aspectos de un barrio concreto, obviamente aquel en el que está enclavado el centro en cuestión y todo eso se recopilaría en un libro. A mi hija le tocó escribir sobre el mercado o, mejor dicho, sobre uno de los mercados. Me pareció muy bien la idea (a los enanos les hace gracia esto de salir en un libro) así que adelante.

Pocos meses despues -o sea, hace muy poquitas semanas- vino la niña con el libro. Se titula «La meva ciutat Barcelona - La meva vila, Gràcia» (mi ciudad, Barcelona, mi barrio, la villa de Gràcia), consta como integrante de la colección «El llibre dels nostres fills» (el libro de nuestro hijos) y como autor colegiado, el centro escolar. Muy bien, perfecto. En la contraportada se indica edición no venal y sigue un número de código, que ellos sabrán qué es.

Hojeo el libro. Tal como decía al principio, los niños de Educación Infantil y Primaria van describiendo, un poquito cada uno, diversas facetas del barrio: los más pequeñines en frases más cortas y, a medida que van haciéndose mayores, en pequeñas redacciones -breves, en todo caso- un poco más complejas, y hablan de los parques, de los mercados, de los monumentos, de la convivencia y de tantos otros aspectos; hay, además, un apartado en el que los chavales hacen sugerencias y aportan ideas (si yo fuera alcalde...). Bueno, que está muy bien, no voy a decir una cosa por otra y, aparte, a un padre siempre le hace gracia ver a su hija metida en papel impreso.

Pero resulta que se me ocurre ir a mirar la reseña editorial y ahí casi me da un soponcio. Para empezar, la primera en toda la frente: copyright de la presente edición: Editorial Planeta, SA. ¿Qué? Pues eso no es nada; oído al parche: ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de la portada, se puede reproducir, almacenar o trasmitir ni de forma ni por medio alguno, sea electrónico u óptico, sin previa autorización escrita por parte de la editorial. Así, con dos cojones. La Editorial Planeta se apropia por la cara de los derechos de autor de mis hija (y de todos los demas niños) y sin autorización alguna (yo no se la he dado y sólo yo puedo disponer del trabajo y los derechos de autor de mis hijas mientras sean menores, con independencia e indemnidad por mi parte de los acuerdos a que haya llegado el centro escolar con la editorial). Yo autoricé la participación de mi hija en lo que se me vendió como un proyecto educativo en el seno del colegio; no se habló para nada de que editorial alguna se quedara con derecho alguno de mi hija. Hasta ahí podríamos llegar.

Por supuesto que la advertencia transcrita a mí me sirve de orinal. Haré con el texto de mi hija lo que me salga de las narices sin otro criterio que la protección de sus intereses y, en ese criterio, establezco que el referido texto queda protegido por una licencia Creative Commons en todo idéntica a la que protege a esta bitácora. Por lo tanto, no sólo yo puedo reproducirlo (y lo haré, como corolario de este artículo) sino que cualquiera podrá hacerlo en los propios términos de la licencia.

He intentado ponerme en contacto con Planeta para notificarles mi mejor derecho, pero estos tíos no indican en sus páginas un correo electrónico bien apuntado y no voy a explicarle mi vida al palurdo de la empresa contratista interpuesta, colocado ahí para achicar clientes y otros indeseables; tampoco obviamente, no voy a gastar ni un céntimo con envíos por correo certificado ni cosa parecida, así que ya les pueden dar por donde a Olano. Si los pillo mercachifleando con la creación de mi hija y me pillan de mal humor -lo que, en estas cuestiones, será fácil- me voy al abogado en busca de pollo: de pollo mediático a través del pollo jurídico. No pienso permitir que el más negro apropiacionismo trapichee los derechos de autor de mi hija.

Ahí lo tienes: Planeta, pirateando.
____________________

Aunque su valor literario será poquita cosa, sobre todo para un adulto, voy a ejercer mi derecho soberano y voy a reproducir aquí mismo este texto cuya autoría es de mi hija Laura, en un acto cuya prohibición Planeta se ha arrogado ilegítimamente:

El Mercat de l'Estrella del barri de Gràcia té moltes parades: carnisseria, llegums, peix, fruites i verdures.

L'ambient és de treball i ple de gom a gom de gent que va i ve a comprar a les diferents parades. Hi ha una cafeteria per si algú vol prendre alguna cosa.

El mercat té dos pisos. Algunes parades estan obertes i altres tancades. Hi ha botigues de plats preparats i congelats i d'altres de pastes i dolços.

Laura Cuchí

Traduzco:

El Mercado de la Estrella del barrio de Gràcia tiene muchas paradas: carnicería, legumbres, pescados, frutas y verduras.

El ambiente es de trabajo y lleno de gente que va y viene comprando en las distintas paradas. Hay una cafetería, por si a alguien le apetece tomar algo.

El mercado tiene dos pisos. Algunas paradas están abiertas y otras cerradas. Hay tiendas de platos precocinados y congelados y otras de pastas y golosinas.

Laura Cuchí
____________________

Si os apetece u os hace gracia, ya sabéis: compartir es bueno. "

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

sandra -

esto es una tonteria!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres