Blogia
La Torre de Hercules

Empezando bien el 2007.

Leo en El Ideal Gallego:

" La Nochevieja de 2006 pasará a los anales de la ciudad por ser una de las más tranquilas de los últimos tiempos. No se trata de que la gente no lo celebrara de la manera habitual, sino que la actividad se limitó a las salas de fiestas en vez de extenderse a las salas de los hospitales, como suele ser habitual en una fecha en la que se acostumbra a consumir grandes cantidades de alcohol

Fuentes del hospital Juan Canalejo aseguraron que la actividad se limitó al mínimo hasta las siete de la mañana. El momento de mayor animación se vivió entre las siete y las diez de la mañana, aunque no registró una actividad similar a otros fines de año. De hecho, aseguraron que fue la Nochevieja más tranquila, en este sentido, de los últimos seis o siete años.

Por su parte, fuentes de Cruz Roja también coincidieron en señalar la última noche de 2006 como "muy tranquila", y los casos que atendieron por intoxicación etílica fueron solamente dos: uno a las 4.45 horas en un pub de la calle del Sol y una más, a las 7.04, en la avenida de Buenos Aires.

No sólo el alcohol estuvo presente como causa de emergencias. Una unidad de la Cruz Roja tuvo que acudir a las 7.53 horas a Vilaboa, donde un joven sufría una sobredosis por drogas en frente del club Oh! Coruña.

Tanto la Guardia Civil como la Policía Local coincidieron por su parte en calificar la noche como muy tranquila. No hubo ningún accidente de tráfico que implicara la colisión entre conductores que se encontraran bajo los efectos del alcohol. No obstante, como es habitual, esa noche las fuerzas de seguridad se volcaron en aumentarla seguridad con más los controles de alcoholemia para evitar accidentes provocados por la ingesta de bebidas.

Un siniestro > El único incidente grave de la noche tuvo lugar casi dos horas después del nacimiento del 2007, cuando los servicios de emergencia de Cruz Roja recibieron un aviso de atropello.

La víctima resultó ser un hombre de 34 años, cuyas iniciales son A.A.A., y que había sido embestido en la calle de La Maestranza, a la altura del número 26.

El vehículo implicado en el siniestro era un turismo, y la víctima fue ingresada en el Juan Canalejo. Sus heridas presentan un pronóstico reservado.

Este accidente fue el único trastorno de gravedad en una noche que permiten afirmar que el 2007 es un año que comienza con buen pie para los coruñeses. "

Asi da gusto trabajar en un hospital, oye :-). Es uno de esos trabajos donde todo el mundo esta deseando que no trabajes. Ojala fueran asi todas las noches.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres