Blogia
La Torre de Hercules

Bruselas, 17 de mayo.

Este cuento esta dedicado a una persona muy especial, aunque ella NO es la protagonista. Aunque podria dedicarse a muchas mas personas.

La mujer camina por la tranquila calle de la ciudad centroeuropea. Acaba de salir del Metro y camina sin prisas, con una baguette de pan aun caliente en su bolsa. Viste con falda y camiseta, con sandalias y un peinado nuevo, trés chic. Podria ser cualquier cosa, desde una estudiante Erasmus a una ejecutiva moderna que no necesita vestir traje chaqueta en la oficina. Es europea, pero podria ser de cualquier pais mediterraneo. De su bolso sobresalen un par de periodicos, uno en frances y otro en ingles. Es una mujer cosmopolita.

De pronto, escucha unos compases musicales. Se para en medio de la calle. Ella conoce esa musica, esa melodia. Pero es muy raro oirla aqui, en medio de la Vieja Europa. Y sin embargo... Se queda parada, en medio de la calle, escuchando a Astaroth...

Sin ela vivir non podo,
non podo vivir contenta,
que adonde queira que vaia,
cróbeme unha sombra espesa.

Ella conoce esa cancion. Ha leido el poema, ha escuchado la cancion, la ha cantado y recitado. Sabe que no es imposible oirla, pero es imposible que la este escuchando aqui y ahora. Sigue quieta y la musica continua, acercandose a ella, bajita, pero chillandole en el corazon.

Leváime, léváime, airiños,
como unha folliña seca,
que seca tamén me puxo
a callentura que queima.
¡Ai!, si non me levás pronto,
airiños da miña terra;
si non me levás, airiños,
quisáis xa non me conesan.

Siente algo raro en su corazon. En su alma. En sus ojos. Pero no, no va a llorar. ella es una mujer cosmopolita, moderna, de hoy en dia, vive mirando al futuro, sin los sentimentalismos del pasado. Se niega a llorar. No va a llorar ahora. No lloro cuando dejo atras a sus padres...

Levaime, levaime, airiños,
levaime a donde me esperan
unha nai que por min chora,
un pai que sin min n’alenta,

No. Se niega a llorar y sigue andando, mientras la musica la sigue en su caminar por esta tranquila y solitaria calle de ciudad centroeuropea. No llorara. Como no lloro cuando dejo atras a aquel muchacho...

un irmán por quen daría
a sangre das miñas venas,
e un amoriño a quen alma
e vida lle prometera.

No. Ha dicho que no y es que no. Se niega a llorar, aunque sus labios quieren tararear la letra, siguiendola. Ella es de aqui ahora. Es una mujer europea. Es una mujer sin patria, libre como el viento. Esta integrada en el corazon de la Union Europea, en esta cultura nueva y diferente. Forma parte de la nueva Europa, no tiene vinculos con nada ni nadie mas. Ella es de aqui ahora. Ella...

Si pronto non me levades,
¡ai!, morrerei de tristeza,
soia nunha terra estraña,
donde estraña me alomean,
donde todo canto miro
todo me dice: «¡Extranxeira!»

Ella es...Ella es...Ella es... Ella es gallega. Y al recordarlo, es su voz la que acompaña a la musica.

Non permitás que aquí morra,
airiños da miña terra,
que aínda penso que de morta
hei de sospirar por ela.

Su voz resuena en la vacia calle europea, llevando la voz de Rosalia, de Galicia, de los gallegos a esta tranquila ciudad, donde en cualquier esquina puede haber un gallego escondido. Y se da la vuelta, despacito, deseando y temiendo lo que sabe que va a ver. Mientras, sigue cantando, hablando, confesando, llorando, deseando...

inda dimpóis de mortiña,
airiños da miña terra,
heivos de berrar: “¡Airiños,
airiños, leváime a ela!"

Ahi esta El, el muy tonto, con un walkman en su mano, con la cancion sonando muy suave, casi sin voz, mientras la voz de su corazon de gallega oculta la voz del cantante. Lo mira, lo vuelve a mirar. El muy tonto no le dice nada, no le canta un alala, no la llama por su nombre especial, ese diminutivo que nadie mas usa, no abre sus brazos. Solo la mira mientras la cancion se acaba. Ella le sonrie:

- Tienes cara de aire gallego, ¿lo sabes?

Airiños, airiños aires,
airiños da miña terra;
airiños, airiños aires,
airiños, leváime a ela.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

ADRIANA NOEMI -

ESTOY FELIZ DE LA VIDA PORQUE ESTA CANCION ME LA CANTABA MI PAPA CUANDO ERA RAPACIÑA, MI ABUELA SE LA CANTABA A EL, CUANDO VENIA ME LA CANTABA ELLA Y YO SE LA CANTO A MI NIÑA, ESTOY SUPER FELIZ DE HABER ENCONTRADO LA LETRA.
LES ENVIO TODO MI AMORCILLO, UN SUPER E INFINITO CHUIC, ESTOY FASCINADA ADRI (HADITAS DEL ALMA QUE ACARICIAN EL CORAZON)

LadyMorriñenta -

no,no voy a llorar.soy fuerte cual toxo.galleguiños somos, y en el camino nos encontraremos.q sepas q acabas d pasar a la categoria de mal bicho.GRACIAS asi d grandes
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres